COLECCIONES

TROTSKY vida cotidiana

PVP. 6€

 

ÍNDICE

 

Prefacio a la primera edición                    

Prefacio a la segunda edición                   

                I.       No sólo de ‘política’ vive el hombre                      

                II.      El periódico y su lector                 

                III.     La atención debe dirigirse a los detalles                              

                IV.      Para reconstruir el modo de vida es preciso conocerlo                

                V.       El alcohol, la Iglesia y el cine                      

                VI.      De la vieja a la nueva familia                     

                VII.     La familia y las ceremonias                        

                VIII.    El respeto y la cortesía como condiciones necesarias para unas relaciones armoniosas                

                IX.      La lucha por un lenguaje culto                 

                X.       Contra la burocracia, progresista y no progresista                          

                XI.      Cómo empezar   

                            

Apéndice 1. Preguntas y respuestas sobre el modo de vida obrero                      

Apéndice 2. ¿Cuál es la salida? (A propósito del modo de vida de los comunistas)

 

PREFACIO A LA PRIMERA EDICIÓN

 

Para comprender mejor este libro habría que explicar su historia, aunque fuera en dos palabras. Me pareció que en la biblioteca del partido faltaba un pequeño folleto que, en forma sumamente popular, mostrase al obrero y al campesino medios el vínculo que une algunos hechos y ciertos fenómenos de nuestra época de transición y que, al indicar una perspectiva adecuada, serviría como arma para la educación comunista. Para verificar esta idea, me dirigí al secretario del comité de Moscú, camarada Zélenski, y le solici­té reunir una pequeña asamblea de agitadores, en cuyo curso fuese posible intercambiar nuestros puntos de vista acerca de los medios y los procedi­mientos literarios de nuestra propaganda.

La reunión pronto superó los límites del proyecto inicial. Los proble­mas relativos a la familia y al modo de vida apasionaron a todos los participantes. A lo largo de tres sesiones que en total duraron de diez a doce horas se ha, si no resuelto, al menos abordado y puesto al día los diferentes aspectos de la vida obrera en una época de transición, así como nuestros medios de acción sobre el modo de vida obrero.

Entre la primera y la segunda sesión, y de acuerdo con la proposi­ción de los participantes, formulé por escrito unas preguntas a las que algunos respondieron igualmente por escrito; por otra parte, algunas de dichas respuestas fueron el resultado de pequeñas asambleas en el nivel de los distritos. Nuestras conversaciones con los agitadores del comité de Moscú fueron tomadas taquigráficamente, y dichas versiones taquigráficas y esas encuestas son las que forman la base de la presente obra. Sin duda, este material es extremadamente insuficiente y, además, ha sido necesario retocarlo muy rápidamente. Pero mi objetivo no consistía en esclarecer el modo de vida obrero desde todos los ángulos, su evolución y los medios de actuar sobre él, sino sobre todo en presentar el problema del modo de vida obrero como un objeto digno de un estudio atento.

El pequeño libro que aquí se propone al lector no es el folleto popular cuya idea sirvió como punto de partida a este trabajo. Intentaré redactar dicho opúsculo si las circunstancias me lo permi­ten. Esta obra está destinada en primer lugar a los miembros del partido, a los dirigentes de los sindicatos, de las cooperativas y de los organismos culturales.

En un anexo presento los extractos más interesantes y más importan­tes de los cuestionarios y de las versiones taquigráficas de nuestra reunión.

Posiblemente al lector le resulte conveniente empezar por leer este anexo, ya que así evitará ciertas dificultades de comprensión que podrían derivarse del hecho de que, para economizar tiempo y espacio, he omitido algunas citas y remisiones.

León Trotsky

4 de julio de 1923